Transferencia
Juego, periódico mural, fotografías, recortes de prensa.

Lima 2014




“En el Perú cada año mueren asesinados alrededor de 70 homosexuales.” En el año 2011, esta cifra fue publicada como encabezado de un diario local, donde se explicaba detalladamente como había sido asesinada la última víctima. Se trataba de un travesti cuyo cuerpo fue estrangulado y calcinado para luego ser arrojado en una bolsa plástica debajo de un puente en un distrito popular de Lima. Su cuerpo no pudo ser identificado por los peritos de criminalística debido a que había quedado físicamente irreconocible. Sus huellas dactilares habían sido borradas por las quemaduras, el único signo que podía dar una pista de su identidad era un tatuaje que llevaba en el pecho en forma de una rosa de color rojo y verde.

Transferencia consistió en una dinámica de juego llevada a cabo en un colegio de educación diferenciada para varones, perteneciente al Sodalicio de Vida Cristiana, sociedad de vida apostólica perteneciente a la iglesia católica y denunciada por repetidos casos de violencia sexual hacía menores por parte de sus autoridades y en sus espacios de educación y formación religiosa de carácter elitista. A través de este juego se propuso a un grupo de niños de grado inicial de sus aulas, tatuar a sus mejores amigos con un sello en forma de rosa, para lo cuál se reprodujo el tatuaje del cuerpo de Paloma.

Para Paloma,

Quien trabajaba como peluquera en el Emporio de Gamarra, cuyo cuerpo fue encontrado e identificado como Freddy Peréz Trucios.


home